Encuentro con productores de cacao en Florencia

Durante nuestro viaje de campo a Caquetá, visitamos a pequeños productores de cacao (cacaoteros). Rodeados de un exuberante verde, compartieron con nosotros cómo manejan sus fincas y describieron la importancia del cacao en sus comunidades y sus esfuerzos para restaurar los bosques en la región amazónica colombiana.

Conoce más en el siguiente clip (con subtítulos en inglés).

Caquetá: Puerta de Oro a la Amazonía Colombiana

Llegada a Caquetá

Fue un momento mágico cuando estábamos a punto de aterrizar en Florencia. Volábamos sobre los numerosos ríos del Caquetá y nuestro avión estaba muy cerca del agua, pensé por una fracción de segundo que estábamos en un hidroavión que aterrizaría en el agua. Ese no fue el caso, obviamente. Cuando salimos del avión, me golpeó una corriente de aire caliente, casi una diferencia de 15°C entre Bogotá y Florencia. ¡Sol y humedad en abundancia!

Un poco sobre Caquetá 

Caquetá es conocida como La Puerta de Oro a la Amazonía Colombiana y, singularmente, contiene parte de las montañas de los Andes (Cordillera Oriental) y acceso a la región amazónica, de ahí el término "zona de transición andino-amazónica". El extenso sistema fluvial, al cual pudimos echarle un vistazo desde el avión, es un importante recurso natural del departamento y también del país en general. Por ejemplo, los ríos se utilizan como parte del sistema de transporte fluvial.

Las diversas variedades de las plantas en Caquetá son absolutamente impresionantes. El rico suelo y los abundantes niveles de sol y lluvia hacen de este un lugar perfecto para la agricultura.

El compromiso con los agricultores locales y el descubrimiento de la diversidad de sus fincas

Al igual que en nuestros anteriores talleres en Dosquebradas, realizamos una serie de actividades con los pequeños productores locales para comprender mejor sus procesos agrícolas, sus preocupaciones y los desafíos que enfrentan en las cadenas de suministro.

Estos agricultores ofrecen una amplia gama de productos, dentro de los cuales se incluyen cacao, café, aguacate, plátano, ají, yuca y varias frutas cítricas. Además, siembran cultivos exóticos autóctonos de la región amazónica, como sacha inchi, arazá y un tipo de piña muy dulce conocida como miel de oro. (Recomiendo a nuestros lectores que prueben estas frutas si alguno visita la región).

Desafíos que enfrentan los agricultores

Desde San José de la Fragua hasta el noreste de Puerto Rico, uno de los discursos comunes de los agricultores de esta región fue que no hay suficientes compradores. También, los insuficientes puntos de recolección o centros de distribución para poder almacenar grandes volúmenes.

Paralelamente, la deforestación ha sido un problema importante, pero están trabajando arduamente para garantizar la conservación de sus áreas. Por ejemplo, un grupo de productores de miel dedican su tiempo y esfuerzo para criar abejas y conservar la flora silvestre en del ambiente. Actualmente trabajan con dos especies principales - Apis mellifera y Meliponas, siendo esta última nativa de la región.

Además de los desafíos existentes que enfrentan los agricultores, también ha habido cambios impredecibles en el clima que afectan su producción. Estos eventos climáticos impredecibles han afectado la calidad y cantidad de sus productos.

Un lugar especial en nuestros corazones

A pesar de todo esto, lo que presenciamos en Caquetá fue el valor y la resiliencia de estos maravillosos agricultores, que continuaron trabajando en sus fincas en condiciones difíciles y superaron obstáculos cuando estos se presentaron. Un cacaotero se tomó el tiempo para describirme en detalle el cuidado y el manejo constante de sus fincas. Al final, me siento verdaderamente bendecida por haber conocido a estas maravillosas personas. Las sonrisas en sus rostros y su amabilidad son contagiosas y han tocado un lugar especial en nuestros corazones.